Lilypie Waiting to Adopt tickers

Lilypie - Personal pictureLilypie Waiting to Adopt tickers

lunes, 14 de febrero de 2011

Tres años sin Luna



Para mi hoy es un día triste, la verdad es que desde hace tres años no me gusta nada el día de los enamorados, hace tres años que se fue mi perrita Luna, de esa forma tan inesperada y brusca...sin esperarlo, cuanto nos costo asimilarlo.

Fue un día horrible que los que me acompañabaís por aquel entonces en Nihao, seguro que recordais...creo que jamás me olvidaré del golpe tan duro que supuso llegar a mi casa y ver que Luna no venia a recibirme.

La amaba con locura y estubimos muchisimos meses llorando su marcha, recuerdo las pesadillas, taquicardias, sofocos sin sentido...como me dolia elcorazón, literalmente...dolor en lo más profundo de mi alma por mi la ausencia de mi pequeña churrilla.

A día de hoy no la he olvidado (jamás la olvidaré!), he aprendido a vivir con su recuerdo y siempre la tenemos muy presente, hay personas que no entienden este dolor tan grande por la pérdida de un perro, pero es que para mis padres y para mi Luna era mucho más que un perro...era parte de nuestra familia, nuestro bebe perruno...quizás nuestro problema es ese...que no tratamos a los animales como animales...y cuando se van te dejan un vacio horrible...pero es que no sabemos convivir con ellos de otra manera.

Mi churrita me hizo sufrir mucho, pero  durante sus 7 años de vida me dio tantas alegrías que recompensaron ese sufrimiento con creces...era lo más bonito de la casa, alegre, juguetona, enormemente cariñosa, en algunos momentos hasta pesada...Llego a nuestra casa sin haberla buscado y se fué de repente.

Hoy pienso que si Luna no se hubiese marchado, Dana no estaría con nosotros...Luna se puso malita el día 11 y Dana nacio un día antes...supongo que aunque no crea demasiado en el destino, a veces este es caprichoso...

Hay veces que me planteo que tubo que ser así por Dana...pero aun teniendo en cuento lo que quiero a Dana...me encantaría que Luna siguiese viva.

En fin...como veis hoy no es un buen día, deseando que pase y que estas amargas sensaciones desaparezcan...

Desde aquí quiero mandar un beso hasta el cielo...a mi pequeña churrita...esa que nos alegraba la vida y que seguro que nos envio a Dana para poder aparcar su vacio y recordarla con cariño y no con tristeza.

Ester





14 comentarios:

  1. Hola wapa... a Nuri le paso lo mismo hace ya casi dos años, te cuento.... al princpio de vvir juntos le compré una perrita cocker de pelo negro mas chula que un 8, una delicia de perro
    Como sabes yo y los perros no nos llevamos muy bien, es mas si puedo tenerlos lejos mucho mejor.. pero como Nuri deseaba tener un perro en casa, pues yo voy y le compré a Lilo.. estuvo con nosotros un año... yo he de reconocerlo iba hacendo de tripas corazón, lo siento pero no puedo con ello.. los perros estan bien un rato, luego simplemnete no puedo con ellos y ha sido asi desde pequeño que les tenía un miedo atroz... no se porqué... bueno total que estuvo con nosotros un año... decidimos qu elo mejor para Lilo sería llevarla al campo a casa de mis suegros que tiene mas perros y alli viviría mejor que en un piso pequeño, sin poder sacarla tanto como debería por falta de tiempo... total alla que se fué... nunca había visto a la perra tan contenta y Nuri día si y día también iba a casa de sus padres a verlos y a jugar conlos perros... pero un dia de vernao cuando la casa de campo estaba sola si nandie porque todos estaban trabajnado.. nos entraron a robar y no solo se levaron la tele, el ordenador y alguna cosa más. no contentos con eso... le pegaron una paliza a a Tor un labrador precioso, como el de Scottex que nos lo dejaron traumatizado y ahora mas que un perro guardian es un perro asutadizo y a parte nos robaron a Lilo, nunca mas supimos de ella, ni con el chip ni connada....
    Nuri aun la recerda y se pone a llorar pobre.. de los ladrones nunca mas se supo.... una pena y aunque no me gustenlos perros he de decir que ami me dlio mucho tamabien
    asi que muchos animos un besazo y animo
    Adri Y Nuri

    ResponderEliminar
  2. AAAYYYSSSS cielo cuanto te comprendo.....desde el día 4 de diciembre sin mi pequeña, y no hay día q no piense, y llore por ella, como el berrinche de esta mañana por ejemplo.Hay día q ya no pienso tanto en ella pero otros,como hoy....y también pienso como tu si ella estuviera aqui aun no estarían conmigo las dos jollitas que han llegadoa mi casa.Uno con casi 11 añitos q está aprendiendo lo q es recibir cariño y la otra....no me deja ni hacer pipi sola,no te digo mas.Pero el tiempo todo lo cura y se aprende a vivir con sus recuerdos.Un abrazo bien fuerte

    ResponderEliminar
  3. Es algo a lo que nunca te acostumbrarás, pero con el paso del tiempo podrás recordarla sin lágrimas, incluso con una sonrisa, recordando sus mejores momentos. Debe de estar pasándoselo muy bien allí arriba, sobretodo si ha conocido a mi perrita Tula. Un beso para las dos desde aquí abajo.

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo, mi Kissy, hace ya 15 años y soy incapaz de abrir una lata de atun sin acordarme de ella. Las escuchaba de lejos y corria a que le dieramos algo o al menos la dejaramos chupar la lata.... nunca se cortaba eh!!! Pero me encanta pensar en una frase de una cancion de Victor Manuel, "tan solo mueres cuando olvidan lo que has sido".
    un beso
    laura

    ResponderEliminar
  5. Hoy te entiendo más que nunca, pues el viernes sobre las 17:30h se fue uno de los compañeros mas fieles que puede existir, Yago de 14 años, como es lógico ha fallecido de viejo, pero no sin antes despedirse de mi padre, su padre, le estuvo esperando en el campo, dice mi padre que llegó, le saludo y le movió el rabito como siempre, pero que ya no se podía levantar a recibirlo, así que le puso la comida le dió mimitos y se quedó con el un ratito. Luego fue a por agua limpia y fresca y cuando se la puso ya estaba con los ojitos cerrados y sin respirar. Así que simplemente estaba esperando para verle por ultima vez. Ya llevaba unas semanas con dolores de huesos, y a pesar del tratamiento que calmaba su dolor, al final no ha podido más.
    Y por muy normal que sea, el dolor que tenemos todos y sobre todo mi padre es inevitable. Creo que jamas lo olvidaremos, hemos compartido muchos momentos con él, ha formado parte de nuestra vida. Y no digamos de la de mi sobrino.
    Pero es ley de vida.

    Un beso,
    María J.

    ResponderEliminar
  6. uff lo siento muchisimo yo tengo una con 6 años y si le pasara algo...no lo quiero ni imganar.

    ResponderEliminar
  7. xin xin ya es mas grande y lo corretea todo,sale a la terraza y se pasea por todos los tejados,cuando le apetece vuelve dentro con nosotros.Hasta ayer noelia no sabia de estas idas y venidas de nuestra xinxineta (asi la llama jeje)cuando la descubrio en el tejado del vecino se quedo muy seria y no dijo nada,su padre y yo pensabamos que no le habia afectado mucho,ella siempre quiere que este dentro,pues bien,mientras cenabamos me pide que vaya un momento con ella al comedor que tiene que hablar conmigo una cosa,nos vamos las dos muy serias y con lagrimas en los ojos y temblando la voz me dice:y si un dia baja hasta la calle y no vuelve???yo quiero que este siempre aqui,yo la quiero mucho a mi xinxineta,yo no lo soportare....me parecio mas grande la palabra que ella.Y es que asi es,no son solo nuestros animales,tienen alma i se convierten en algo muy importante.el recuerdo que tienes es muy bonito y dice muhas cosas buenas de ti.un beso guapisima.Ah!!!!y gracias a ti xin xin tendra su megasuper fiesta de cumple jajajajajajaja(unas 500 veces que me han pedio que ponga las fotos oooootraaaa vez jajajajajajajajaj)

    ResponderEliminar
  8. Mi coco estuvo a punto de morir y me pegue un sofocon tremendo...es mi ratita y la adoro. Tiennes razon sobre lo que la gente no esntiende ese cariño tan grande, pero es que mientras escribo esto la tengo dormidita en las piernas tan tranquila. Incluso a mi padre se le saltaban las lagrimas...en fin. Por cierto, tienes que postear la receta de la tarta de Dana, jejejejeje

    ResponderEliminar
  9. Te comprendo perfectamente, yo perdí a mi perrita cuando tenía recién cumplidos los 14 años, a partir de entonces empecé a tener taquicardias y depresiones y lo pasé muy muy mal. Ya han pasado 17 años y lo he superado pero me han quedado secuelas, por esa fecha a los pocos meses empecé a salir con el que ahora es mi marido y al año siguiente me regaló un caniche que al casarme se quedó con mi madre ya que le consideraba su dueña, aún vive, es muy fuerte pero ya está super viejito y nos da pánico el día que muera. A mí me regaló mi marido en una fecha de bajones a Denver mi chiquitín, el pequeñajo de la casa, un yorkshire también como tu Luna y Duna, y no me imagino el día en que me falte, ufff no quiero ni pensarlo. Esto solo lo entendemos los amantes de los animales. Besos

    ResponderEliminar
  10. Ay Ester...como te entiendo, preciosa...yo tengo un pequeñajo canino de 10 años, un yorkie como Luna y Dana y al que toda la familia sentimos como uno más de nosotros. Se llama Mak y no quiero ni pensar cuando no venga a recibirme a casa....y me voy haciendo poco a poco a la idea porque ya tiene 10 añitos...

    Son más que animales, más que "mascotas" (oggg es que me da mucha rabia esa palabreja), son uno más de la familia, compañeros que nos dan amor a cambio de nada...¿cómo no quererles con toda el alma?, mis hijos están locos con Mak igual que tu princesita, cuando llegue, lo estará con Dana, que es una preciosidad por cierto! :)

    Un besote y un abrazo bien grandote

    ResponderEliminar
  11. Hola, te e descubierto por casualidad y ya tienes una seguidora mas!!!!!
    Que penita lo de la perrita....pero mi te a mandado otra igual...las cosas pasan por algo, no crees??
    te invito a ver nuestras aventuras..saludos http://mividacomomama.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. Primero, un besazo para que te animes! Cómo te comprendo.
    Creo que debemos sentirnos muy afortunadas por poder compartir nuestras vidas con ellos.
    Si los observamos y aprendemos a escucharlos nos enseñan leciones importantísimas.
    Como dices, estos sentimientos solo los puede comprender las personas que hayan querido alguna vez a un perro.
    Guarda esos recuerdos como un tesoro, y llévala contigo siempre.
    Y cuando te sientas triste mira la carita de tu Dana, ese solete que tienes y seguro que consigue sacarte una sonrisa.
    Son los mejores terapeutas del mundo!!

    Un fuerte abrazo
    Olga

    ResponderEliminar
  13. Este viernes tuve que dormir a una de mis gatas. Un dolor terrible, un dolor profundo e insospechado. Un subidón tensional y una pena grandísima. Ahora sé donde descansa. Cada vez que miro por la ventana de la cocina veo el lugar donde descansa, con un jazminero que hemos plantado a su lado para que cuando notemos su aroma nos acordemos de ella.
    Y este dolor hace que achuchemos a nuestros otros animales más de lo necesario, con la intención de querer que cada día que vivan con nosotros sea el más feliz de sus días.
    Cada animal es irremplazable, porque no es un animal, es un miembro más de la familia, con su carácter, su temperamento, sus juegos...

    ResponderEliminar
  14. Hola, te sigo anónimamente hace ya un rato y pues hoy me uno a tu dolor por el mío propio. Hace 11 días exactos un vecino atropelló a mi perrito y se me fue al cielo. Mi esposo y yo extrañamos al enano una barbaridad y aun no nos podemos sobreponer del todo, trato de estar bien pero a veces, como hoy me gana mucho el sentimiento y las ganas de tener al pequeño peludo por aqui.
    Te mando un abrazo y un saludo desde Mexico

    ResponderEliminar

me encantaría que me dejases tú comentario!!!!